src='//load.sumome.com/'/> Juan Carlos Sánchez Clemares ~ Marisa Citeroni

viernes, 21 de junio de 2013

Juan Carlos Sánchez Clemares

Hoy les traigo a un excelente autor y editor que tengo y agradezco la suerte de conocer. Pero por sobre todas las cosas es una muy buena persona. Le estoy muy agradecida.

Juan Carlos Sánchez Clemares


¿Podrías presentarte, quien es Sánchez Clemares?

Es un autor, escritor, que lleva muchos años escribiendo relatos cortos, novelas y ensayos históricos. A los cinco años su madre le enseñó a leer y escribir con novelitas de CI-FI y el Oeste, con cómics de Mortadelo y Filemón, El Guerrero del Antifaz, Spiderman y Conan el bárbaro junto con muchos más. A los ocho años escribió su primer relato corto y a los doce su primera novela, aunque en ambos casos fueron toda una autentica chapuza (ja, ja, ja). Pero desde entonces se dio cuenta que su vocación era narrar historias y que como mejor se le daba era escribiéndolas. También quiso ser astronauta, guerrero, dibujante… pero finalmente se impuso la cordura y se quedó con escritor.

¿Cómo nació la trilogía Cuentos Maravillosos?

Cuentos Maravillosos surgió de la necesidad de expresar sentimientos que por entonces, en el momento que los escribí, me surgían tanto del corazón como de la mente. Por aquellos tiempos pasaba por una fuerte crisis emocional que me llevó a sumirme en la desesperación (que situación más chunga), pero que a la vez, dado que tenía los sentimientos a “flor de piel”, como se conoce, me permitieron poder expresar en palabras lo que sentía, el anhelo por seguir adelante a pesar de las adversidades y que con fuerza, fe y disciplina uno puede salir adelante. Mirando a nuestro interior, dejando en ocasiones que el niño que todos tenemos dentro vuelva a tener el control, existen muy pocos problemas a los que no podamos hacer frente. “Cuentos Maravillosos” son una serie de cuentos que, a través de un lenguaje sencillo, pretenden llamar la atención de ese niño y hacernos soñar y creer que en nuestras manos está el mejorar y ser consecuentes con nosotros mismos respetando a los demás. Por cierto, que ya no son una trilogía, he escrito al menos otros cuatro cuentos englobados dentro de “Maravillosos”.

¿Cómo fue tu experiencia con las editoriales?
            
Hay de todo un poco. En general no han sido muy satisfactorias, cuanto que en el momento que una editorial no quiere (por el motivo que sea) publicar tus obras, sientes que estas siendo tratado de forma injusta. Puede sonar muy pretencioso por mi parte, pero en ocasiones es mejor ser honesto consigo mismo y no negar la evidencia; no hay nada peor que la falsa modestia. Comprendo que no puedo llegar al nivel de Conan Doyle o Lovecraft, pero mis escritos son buenos, mis historias potentes y mis personajes interesantes (no todos, claro, que he cometido muchos errores, ja, ja, ja…) y por tanto sigo sin comprender como me cuesta tanto colocar mis novelas en editoriales, no digamos multinacionales, que sean al menos patrias.
            En España la edición es un problema muy grave para los autores, sobre todo para los noveles y los que no son muy conocidos. Aparte de los problemas de la falta de lectura, de la crisis económica y del uso de la cultura para fines políticos, nos encontramos con editoriales grandes y potentes que se dedican a absorber a las pequeñas, que eran las que daban oportunidades a los escritores noveles y poco conocidos, en un intento de monopolizar el mercado y colocar únicamente sus obras de grandes ventas y de grandes autores. Si por esas editoriales fuera, sólo se publicaría novelas de Pérez Reverte o Dan Brown; con todos mis respetos a Reverte, que se lo ha ganado.
            Esto me ha llevado a tener que intentar colocar mis numerosas obras en el mercado latinoamericano, de momento a salvo de las alocadas políticas editoriales españolas. Y en eso estoy. Por supuesto, no todas las editoriales en España actúan así, pero son las menos. Con Medea Ediciones y Stuka Ediciones, ambas españolas, he tenido un buen trato, incluso de favor, y siempre han hecho lo posible por, como autor, mi vida fuera a mejor. Pero, por desgracia, yo he tenido suerte (no para mi desgracia, sino porque sea la excepción cuando debería ser la norma). Lo más normal es que un autor español jamás publique, y no por falta de calidad (de eso sobra en la piel de toro), sino por falta de legitimas oportunidades, de la analfabetización de la sociedad española y de la perjudicial política editorial.
            En cuanto a las editoriales latinoamericanas, recién estoy comenzando, pero, por ejemplo, con algunas he podido comprobar que respetan la figura del autor mucho más que en España, independientemente del éxito que se tenga o no.

¿Según he leído has incursionado en géneros como aventura y ficción, histórico y sobrenaturales, con cual te sientes más cómodo?
          
La verdad es que mezcló los géneros, me explico. Me encanta la novela histórica y procuro darla un toque de épica y aventura sin intentar desviarme de la Historia en sí. Pero a veces me apetece escribir algo completamente distinto pero en determinadas épocas. El ejemplo de “La Saga del Águila” es perfecto para explicar. Es una historia en cinco partes de las que tengo dos escritas y la primera ya publicada. La historia arranca en el siglo I d. C. con el reinado del emperador Augusto en Roma. A partir de un hecho histórico, la batalla de Teotoburgo en Germania Magna, conduzco la historia por derroteros inesperados, mezclando la Historia con hechos sobrenaturales al estilo Lovecraft o Robert E. Howard. Hay toques de terror, pero prima sobre todo la aventura y la épica. Es más, hago que la historia de Roma vaya por otros caminos. Si a raíz de la derrota de tres legiones en Teotoburgo Roma decide no invadir y anexionar Germania, en mi novela sí que el emperador decide hacerlo para enfrentarse a un peligro sobrenatural que amenaza al mundo conocido. A partir de aquí estoy en un género que se llama ucronía que me encanta.
            La trilogía de novela histórica pura “Crónicas de un conquistador” está ambientada en el siglo XVI, en la Conquista del imperio mexica por parte de Hernán Cortés y sus aliados. Tardé tres años en escribirla y casi dos para documentarme, y sin salirme de la Historia, conseguí escribir una novela de acción, aventura, amor, venganza, crueldad y esperanza. Y me encantó, porque me apasiona la Historia.
            “Vampirus” es una historia ambientada en el siglo XVIII, en el Sacro Romano Imperio Germánico, que trata de vampiros que atacan una aldea remota en Serbia y a los que se tienen que enfrentar unos enviados del Emperador. No es novela histórica a pesar que se desarrolle en el siglo XVIII, y tampoco es de terror aunque recupero el mito del vampiro como ser maléfico que roba a los vivos la sangre para vivir. Es aventura en su estado más natural, épica, terrible, con momentos de tensión y angustia. Y me encantó escribirla.
            El género que más me apasiona es la novela histórica, claro que es la que más trabajo me produce, aunque luego la satisfacción es mayor. La aventura y ficción es soberbia, porque me permite expandir mi imaginación y no me pone trabas en cuanto a las historias por muy locas que puedan ser, si además mezclo géneros mejor que mejor. Vamos, que si tuviera que elegir un género de los que me has preguntado me quedo con los cuatro.

¿Hay algún escritor actual con el que te identifiques?
          
La verdad es que no. Tengo autores actuales a los que admiro y me gusta mucho su estilo y obras, pero no me identifico con ellos. Para eso tengo que tirar de escritores ya fenecidos, e incluso que vivieron hace milenios. De hecho, cuando escribo novela histórica procuro acercarme al talento y estilo de Robert Graves, Mika Waltari, Frank Baer, Noah Gordon… Si deseo acercarme al género de épica, aventura, ficción y terreno sobrenatural entonces me vienen a la mente maestros como Robert E. Howard, H. P. Lovecraft, Arthur Conan Doyle, Poe, Dorian Grey… Vamos, toda una panoplia de grandes e inmortales escritores.

¿Qué opinas de las plataformas de despegue que supone los blog de difusión de novelas, como autor te ha beneficiado?
            
Vayamos por partes. Lo cierto es que sí, que me ha beneficiado tener un blog donde poder colocar mis relatos cortos, experiencias, artículos y partes de mis novelas para promocionar. Me ha conseguido lectores, incluso vender obras y ha acercado mis trabajos a la gente, que es lo que se trata.
            En cuanto a lo que opino sobre los blogs, considero que son una herramienta útil para darse a conocer y para intentar mover tus obras a través de Internet. Pero siendo con todo una herramienta muy útil, no debe ser la única que exista en tu caja de herramientas. Si todo lo fías solamente al blog, entonces es más que posible que tus escritos no tengan una larga vida o la atención que se merecen realmente. No nos confundamos. En estos tiempos modernos las novelas deben moverse por todos los ámbitos posibles: Internet, redes sociales, blogs, foros, libros de papel… pero no centrarse únicamente en uno. Hay muchos casos de autores que consiguen un éxito desmesurado a través de sus blogs, pero a los pocos meses nadie se acuerda de ellos. Por lo mismo, puedes tener un millón de visitas en tu blog pero tampoco es una garantía de que realmente se estén leyendo lo que tienes puesto. Existen trucos para que las personas visiten tu blog cuando están buscando algo. Y aunque entran, lo hacen por error. Prefiero tener pocas visitas, pero que entran porque quieren y lo están buscando, que decenas de miles que lo han sido por error.
            Por otra parte, si con tu blog llamas la atención a mucha gente y tienes muchos lectores que además te dejan comentarios (que eso es lo mejor), puedes, por lo mismo, llamar la atención de un editor que decida dar una oportunidad a tu obra a través de una edición en papel que, no lo olvidemos, es hoy por hoy, y a pesar de los adelantos, la mejor forma, la más expansiva y la que realmente te va a dar a conocer al gran público. Pero esto también tiene su riesgo, demasiados autores han tenido mucho éxito en sus blogs pero en cuanto se les ha publicado no han logrado vender nada y caen y se les olvida.
            Como he dicho antes, ten tu blog, actualízalo de cuando en cuando, pero que sea una herramienta más en tu lucha por despertar el interés de los lectores; no lo fíes todo a su supuesto potencial de captador de lectores. Además, hay que tener en cuenta que el fenómeno de redes sociales puede que pase de moda, y aunque no desaparezca, deje de tener relevancia en unos años. Hay ciertas tendencias que ya indican que eso puede estar pasando.

¿Al mercado latinoamericano has llegado de la mano de Editora Digital, cuéntanos como fue tu experiencia con dicha editorial?
           
La verdad es que muy bien, la gente con la que traté es maravillosa y estoy muy contento con la edición digital de los libros publicados (ya me puedes quitar la pistola de la cabeza, Bea). He tratado con otras editoriales y puedo decir que las personas que conforman Editora Digital se interesan por tus obras de forma personal y procuran que, como autor, intentes conseguir un mínimo éxito. También son muy sinceras, lo que es de agradecer, sobre todo en este mundillo literario tan cargado de hipocresía y cinismo.
            Por la parte mala, pues que Editora Digital tiene su éxito sobre todo en el género de novela romántica y/o erótica y, claro, eso no me benefició precisamente. La misma directora de Editora Digital me avisó de ello, pero tenía tanta confianza en mis novelas y le gustaron tanto que me dio la oportunidad de publicar con ellos. En Editora Digital se publican muchos géneros, pero ya tienen su público y gran parte de él se decanta claramente por los géneros antes mencionado. Pero con todo, no deja de ser una gran oportunidad. A través de Editora Digital puedo comenzar a dar mis primeros pasos en el mercado latinoamericano, que eso es lo que deseo, pues ya desde hace unos meses estoy intentando publicar fuera de España. Es por eso que siempre estaré agradecido a Editora Digital por la oportunidad concedida.

¿En este momento colaboras con alguna revista con tus relatos?
           
Pues no, hace bien poco terminé de colaborar con una revista de Historia con diversos artículos relacionados con la Historia de España. Mas ahora me encuentro en la situación de no estar escribiendo con ninguna revista. Desde aquí aprovecho la oportunidad para venderme y ofrecer mi colaboración a la revista que esté interesada: soy bonito (esto es discutible), bueno y barato, ja, ja, ja.
¿Tienes en proyecto algún libro nuevo?
            
Como buen escritor, que se precie de serlo, tengo varios proyectos, incluso pendientes obras por publicar. Ahora mismo estoy trabajando en un libro de divulgación militar titulado “El azote de los Fokkers”, que trata sobre la historia de la Aviación Militar en la Primera Guerra Mundial y su evolución, un trabajo fascinante pues me apasiona ese momento clave de la Humanidad. A la vez me estoy preparando para mi próxima novela histórica ambientada a finales del siglo XVI, en concreto en 1598, sobre la expedición de Juan de Oñate al norte de Nueva España (Nuevo México) y los contactos, a veces hostiles, con los indios pueblo, hopi, apaches, comanches y sobre todo los indios de Acoma. Es una novela de amor, venganza, fiereza y férrea determinación, narrando una epopeya muy desconocida sobre todo para el público español. Por si fuera poco, compagino estos trabajos con mi proyecto “Como escribir una novela; y no morir en el intento”, que es un manual divulgativo encaminado sobre todo a los escritores noveles que están a punto de embarcarse en la aventura de escribir su primera novela.
Trata de mis experiencias en la literatura, de lo que he aprendido en el camino y de mis conocimientos y técnicas a la hora de escribir. Es un libro sencillo de leer y muy fácil de comprender, con una novela ejemplo para mostrar con mayor claridad, y sin tonterías técnicas, como se debe escribir una novela. No es que quiera dármelas de maestro ni nada parecido, tan sólo se trata de consejos que pueden ser aceptados o no. A la vez, también escribo artículos para mi blog, ayudas y consejos para los escritores. Es algo que me gusta mucho, el poder servir de ayuda a mis compañeros y el compartir lo poco que pueda saber sobre este duro e ingrato mundillo.
En cuanto a novelas pendientes por publicar, si toda va bien, para finales de año saldrá a la venta la tercera, cerrando la saga, parte de “Crónicas de un conquistador” y una alocada y divertida novela de terror, humor friki y sangre, mucha sangre: “Madrid Zombi”.

¿Consideras a tu blog de ayuda para los autores que están empezando?
            
Sí, esa fue mi intención en el momento en que me puse a colgar artículos en mi blog relacionados con consejos, ayudas y compartir experiencias con mis colegas escritores. Cuando comencé a escribir Internet apenas era un balbuceo, casi no existían libros de ayuda para los escritores, faltaba información y el contacto entre autores era más difícil, entre otras cosas, sobre todo porque se formaban grupos muy elitistas donde era muy difícil acceder.
            Esto suponía un autentico calvario para el escritor, sobre todo el novel, que deseaba encontrar información sobre la forma de contactar con editores, que debía hacer para que sus obras fueran mejores, contactos con autores consagrados que quisieran compartir con ellos sus experiencias… Yo no tuve nada de eso, lo que aprendí lo hice por las bravas, hasta que encontré a otros autores, entre ellos el gran Andrés Díaz Sánchez, que me enseñaron mucho y compartieron generosamente sus experiencias y conocimientos. Gracias a ellos soy mejor escritor, y la ayuda que me proporcionaron fue, y sigue siendo, muy valiosa. Es por eso que deseo hacer algo similar con mi blog.
Ahora, con Internet y las redes sociales, donde se incluyen los blogs, es más fácil compartir tus experiencias y hacer llegar tus conocimientos al resto de la gente. Compartiendo lo que sabes ayudas a los demás y te ayudas a ti mismo, pues también encuentras quienes te enseñan siempre algo nuevo. Es un proceso continuo de aprendizaje que siempre te lleva a ser mejor como escritor.

¿Qué consejos les darías a los noveles?
          
Principalmente tres grandes consejos.
El primero, nunca dejes de escribir, es algo que tienes que asumir. Si decides ser escritor, siempre debes tener algo en lo que trabajar. No importa que te publiquen o no. Escribir, escribir y escribir es lo que hará que mejores como autor y aprendas lo necesario para ser si no el mejor, al menos entrar en la categoría de muy bueno. La disciplina es muy importante, hay que dejar de lado los tópicos y las falsas ideas preconcebidas que tienen los demás sobre nuestra profesión y que, en ocasiones, se nos pegan. Esas menudencias románticas sobre la inspiración y demás están muy bien, pero no son la realidad. El 99% de la vida profesional de un autor es trabajo, y del duro, nunca parar, nunca dejar de crear.
            El segundo, educa el Don. No te vale con poseerlo, es como un diamante en bruto, sí, vale mucho, pero pulido triplica su valor. Lo mismo le pasa al escritor con su Don. La imaginación y la inteligencia no sirven de nada si no van encauzadas en la dirección adecuada, si no son educadas para efectuar su trabajo. Y dicho trabajo es escribir historias. La mejor forma de educar el Don es leer, escribir, hablar, escuchar y observar mucho la Vida que te rodea. Todo en uno, lee a los clásicos de todos los tiempos, aunque no te gusten, escucha lo que los demás te dicen, habla correctamente y en todos los estilos que puedas, escribe hasta que lo hagas casi de forma mecánica y la mente se concentre únicamente en los argumentos y personajes y vive la Vida, caramba, que es la mejor maestra que existe
            El tercero, acepta las críticas y hazlo como lo que son: consejos que te permitirán mejorar tu obra y a ti mismo como escritor. Para escuchar las críticas buenas todos servimos, es bonito que te endulcen los oídos, pero de las buenas críticas no se aprende nada. Para aceptar las malas hay que ser ya alguien especial, hay que ser escritor. Y de las malas críticas sí se aprende; siempre y cuando estas sean constructivas y no destructivas, claro. Pero ya la experiencia te dictará cuales son unas y otras. Conozco demasiados “escritores” que afirman estar preparados para las críticas malas, pero en cuanto se las dices su ego herido se impone y no aceptan nada, se ofenden y se marchan para no volver más. Si haces eso, no eres buen escritor, fíjate que claro te lo digo. No se trata de que le guste a los lectores el argumento de tu novela o no (es cuestión de gustos), lo que se trata es que debes pulir la técnica, el Don como hemos dicho antes, y mejorar como autor. Los editores, otros escritores y los propios lectores te dirán lo que haces mal, te señalarán los errores, que al principio son muchos (los seguimos cometiendo durante el resto de nuestra vida, forma parte del proceso de aprendizaje que nunca acaba). Escúchales aunque no te guste lo que oigas o leas, aunque el corazón se te parta en mil trozos, porque con su crudeza te están diciendo lo que estás haciendo mal. Además, lección que se debe aprender, jamás vas a contentar a todos, ni aunque te conviertas en un autor de éxito internacional y superes record de ventas. Aunque es duro lo que te voy a escribir, tu meta no es alimentar tu ego ni tu fama, sino crear historias para el deleite de los lectores, para dar color, magia, cultura y maravilla a la Vida, para hacer soñar, volar y viajar a las personas por tus mundos plagados de tus personajes. Si haces eso y ese es tu propósito, felicidades, eres escritor.

Muchas gracias por tu amabilidad y bienvenido a mi blog.
           
Muchas gracias a ti por darme la oportunidad de venderme un poco como autor, ja, ja, ja, y por abrirme la puerta de tu maravilloso blog. De aquí ya no salgo, advertido queda…




Carnis Vorax

Víctor Lobo Paredes es un detective privado inteligente, sensible y muy capacitado, pero también es una persona amargada en su soledad, desilusionado por un trabajo que consiste en perseguir a maridos infieles o investigar a adolescentes problemáticos. Pero guarda un terrible y oscuro pasado del que no cuenta nada, que le hace tener pesadillas por la noche y que le ha marcado por siempre.  Su vida le parece vacía, aburrida y se refugia en sus libros, ensoñaciones fantásticas y en su intensa amistad con Manuel, un guardia civil de color, para poder continuar adelante. Pero todo cambia cuando recibe un encargo interesante.

Se trata de investigar el caso de una muchacha desaparecida hace un año en circunstancias misteriosas y donde la Policía se ha quedado sin pistas para poder continuar con la investigación. Con dudas, Víctor acepta el caso que le ofrece el padre de la chica desaparecida e inicia con meticulosidad y paciencia lo que considera el trabajo de su vida. Pero pronto todo se retuerce y complica hasta límites que el detective jamás hubiera sospechado.



Apocalipsis maya con zombis

Este es un libro de aventuras y de ficción, es por eso que no se respeta la Historia ni se pretende dar lecciones sobre nada excepto en entretener y dejar volar libremente la imaginación. Dentro del mundo en el que vivimos, existen otros que pudieron ser, que no se rigen por las mismas leyes que el nuestro.







¡¡¡Muchas Gracias Juan Carlos!!!

2 Pasiones:

  1. ¿Ves lo que hace un buen consejo? me refiero el que le dí a Marisa de entrevistarte. Eres un maravilloso escritor y es un gusto leerte desde la ficción hasta en la vida real. Creo que tu destino es el cine, ya te lo he dicho. Eres básicamente un escritor visual y de acción. Algún día alguien se dará cuenta y pensará lo mismo que yo. Hoy empieza el verano en tu tierra, que tengas mucho trabajo y tu tarea literaria despegue hacia el infinito o más cerca, pero que recibas el reconocimiento que mereces (el personal y monetario por supuesto)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Bea, por tus palabras, Dios te oiga, aunque más que reconocimiento monetario lo que busco es publicar a gran escala mis obras. ¿Qué es un escritor sin lectores? Gracias de nuevo por toda tu ayuda, Bea. Y gracias a Marisa por darme la oportunidad de poder realizar una entrevista, ¡me he divertido!

    ResponderEliminar

Layouts ww.iglup.com