src='//load.sumome.com/'/> Andea V.Luna ~ Marisa Citeroni

miércoles, 26 de junio de 2013

Andea V.Luna

Esto fue lo que nos dijo  Bea Sylva de esta gran autora:

Si algo la define es su sincero amor por la literatura, y si por algo será reconocida es por la calidad de su obra. Su novela mezcla elementos contradictorios: realismo y fantasía; leyendas aborígenes con problemáticas actuales. Ha sabido crear un microcosmos en el que se mueve con tanta elegancia que cada página te parece todo un descubrimiento. La mezcla  de géneros, la manera en que ha tejido los hilos de su narración, es más que original, es de una calidad superlativa. No solo posee talento para contar una historia su dominio de la lengua destacan su obra. Algún día diremos "Ahh, sí tuve el honor de conocerla" Andrea es una preciosa persona, sencilla, cordial, afable, y una valiente guerrera, porque todos los días se levanta con el ánimo de conquistar el mundo, y eso solo la define como tenaz, persistente y entregada a sus sueños. No te alejes de ella, Andrea será una nueva J.K. Rowling, ya lo verás. Así que apúrate a leerla, no saldrás defraudada.







Preséntanos a Andrea V. Luna, escritora.

Creo que empiezas por lo más difícil. Autodefinirse suele ser un trabajo muy arduo pero intentaré hacerlo del modo más consistente que me salga. Veamos. Podemos comenzar por el género que más me atrae que es el Fantástico, pero no cualquier tipo de Fantástico y, definitivamente no el que se suele denominar Fantasy… mi Fantástico es de la vieja escuela, aquel de la tan controvertida definición de Todorov que indicaba que lo Fantástico radica en la “vacilación común al lector y al personaje, que deben decidir si lo que perciben proviene o no de la “realidad”, tal como existe para la opinión corriente (tales sus palabras)… en ese delicado equilibrio hay un pequeño subgénero, el realismo-fantástico y por allí andan mis novelas. 
Intento una prosa cadenciosa, con fuerte raigambre en recursos poéticos y, de hecho, he utilizado la poesía pura en mis novelas atendiendo a necesidades no solo discursivas y argumentales sino también estilísticas: que las novelas se definan por su polifonía es muy rico para mí, puesto que me permite jugar con diferentes códigos, narradores, estilos y niveles léxicos.

¿Qué te atrae del escribir?

Simple y pura catarsis… o eso creí al principio. Escribir termina siendo un placer exquisito, porque me permite mirar mi entorno cotidiano y sacar de la realidad elementos que se magnificarán al sumarles el componente fantástico. Como pregonaban los formalistas rusos al hablar de ostranenie, el extrañamiento: es decir, dar a la realidad una nueva perspectiva… ver lo viejo, lo cotidiano, lo rutinario como si fuera totalmente nuevo, como si fuera la primera vez que lo vemos.

¿Es difícil escribir para una madre, esposa y profesional?

Considero que es en extremo difícil si se quiere guardar un saludable equilibrio: los tiempos se acortan, las responsabilidades te agobian y la concentración está supeditada al poco tiempo que tienes para estar sola. Lógicamente, una termina escribiendo de noche; restándole horas al sueño con todo lo que ello trae aparejado. A veces, escribir una sola página te lleva días… especialmente si te tomas la molestia de revisarla una y mil veces.

¿Cómo se te ocurrió esa mezcla de estilos que va del directo al indirecto, que le otorga tanta elegancia a tu texto? 

La mezcla de estilos es parte del género… aunque cuando concebí la idea no lo sabía a ciencia cierta. Tiene que ver con intentar lograr algo que, considero, se está perdiendo en la Literatura contemporánea y que era primordial en tiempos antiguos: la aristotélica idea de mímesis y catarsis. Colocar a tus personajes contando desde lo más profundo de su ser qué es lo que sienten ante tal o cual circunstancia, necesariamente, te lleva, como lector, a involucrarte en sus vivencias y pensar qué harías tú en su lugar. Cada personaje tiene su momento y, desde allí, avanza su historia que no es otra que la de los otros con los cuales convive… por eso utilizo pocos protagonistas… sí, porque no puedo hablar de actantes secundarios per se en tanto cada uno es único e imprescindible para contar la historia global. Incluso, mi propia voz ha estado presente con nombre y apellido. Es un juego lingüístico, dialéctico y semántico maravilloso.

¿Te inspiraste en alguien, o es absolutamente original?

La trama es absolutamente original. Los personajes, también lo son. Aunque a la hora de describir, me gusta, como a muchos otros autores, utilizar modelos vivos, reales, porque me permite ser coherente y no perderme en sus características… una vez leí una saga (que no nombraré) en la que uno de los protagonistas tenía una altura diferente en cada una de las novelas, lo cual es un verdadero despropósito. En mi blog los puedes ver con sus nombres reales y con los ficticios: dos de ellos tuvieron la amabilidad de darme su permiso para usar sus rostros.

¿Por qué una historia con raíces aborígenes, qué pretendes con tu obra? ¿Rescatar la idiosincrasia que nos define como pueblo o es una manera de buscar contar una historia con dos géneros tan disímiles?

Me gusta la Patagonia, ¿a qué negarlo? Es un ambiente de contrastes casi mágicos en el que conviven culturas, razas, religiones e ideologías disímiles en una armonía llamativa. La convivencia pacífica entre galeses y mapuches es un ejemplo. Pero hay algo más: sus culturas se tocan de alguna manera cósmica… con mente abierta, podemos ver las similitudes entre las religiones mapuche-araucana y la celta. Por allí comencé. También con la idea de interpolar en ese mundo a un personaje venido de otro tiempo y otro lugar… pero que pudiera ser capaz de ver las similitudes de ambos pueblos: ese sería sir William Stonestep cuya historia de amor se cuenta pero no ocupa un rol protagónico pleno. Julián Sinclair, de origen galés, y Pedro Nampëlkan, de origen mapuche, son los encargados de ayudarlo a recuperar a Leonor que ha quedado varada en el siglo XVII. Tiendo a ser ecléctica y me encanta la diversidad que nos identifica como nación argentina: sin duda alguna, somos un maravilloso crisol en el que debemos aprender a convivir.

¿Qué es lo que más te atrae de este género? ¿Por qué?

Es un género inmensamente permisivo, si se me permite la palabra, puesto que la amplitud de posibilidades que admite no me condiciona ni me encarcela: un género más rígido en cuanto sus límites me sería simplemente claustrofóbico. 

¿Te considerarías apta para escribir un romance simple y rosa al mejor estilo Jane Austen? 

La verdad es que no, no podría: entre otras cosas porque debería cumplir con ciertos cánones bastante estrictos y no sirvo para eso. De todos modos, quiero aclarar que la Literatura en general siempre, o casi siempre, tiene mucho de romance: en su maravillosa saga El señor de los anillos, que inaugura el género maravilloso épico, contiene una de las más exquisitas historias de amor y nadie puede decir que pertenezca al género romántico tal como se entiende hoy en día.

¿Y a la homoerótica te animarías, que opinión te merece que hoy por hoy sea uno de los géneros más vendidos?

No podría escribir por allí simplemente porque no creo tener la habilidad de contar lo que no puedo experimentar. En tanto mi opinión al respecto es muy simple: ¿por qué solo los heterosexuales pueden encontrar placer en leer romance?

Personalmente he leído una gran cantidad de novelas en mi vida y muchas veces pienso que algunas le deben su popularidad a la promoción más que al contenido de la misma ¿Te has dado cuenta de que muchas novelas que son muy pobres en argumento tienen un éxito inexplicable? Según tu opinión, ¿a qué lo adjudicarías?

Creo que a veces, el éxito está más asociado a la adaptabilidad de un autor a su entorno social: estamos inmersos en una sociedad que, pese a lo que digan, no busca cambios ni nada que vaya más allá del propio hedonismo. Es en este sentido que, según mi modesto modo de ver las cosas, hoy en día sería difícil que un Borges o un Cortázar tuvieran no solo éxito, sino ni siquiera un lugar pequeño y oscuro en algún stand de feria. Por fuera de los gustos o las modas, hay una cantidad increíble de autores magníficos que no han tenido la posibilidad de mostrar lo que saben hacer y esto es una verdadera pena, porque la evolución de la raza humana tiene que ver justamente con la adaptabilidad al cambio, con la aceptación de lo diverso, con el ánimo exploratorio.

Muchas gracias por tu amabilidad y bienvenida a mi blog.

Muchas gracias por invitarme y me siento halagada de que te hayas fijado en mí. Espero, sinceramente, haber cumplido tus expectativas. Un abrazo.


Sus Obras



El reloj de péndulo se detuvo a medianoche
Cuando una búsqueda termina, nada vuelve a ser lo que era: la percepción del mundo cambia al punto de que si no crecemos, nos enloquece. Ya no somos capaces de regresar a la pasividad anterior y nos empeñamos en nunca más quedarnos quietos.
“El Reloj de Péndulo...\" es una novela en la que los personajes deben decidir qué harán con los secretos que el universo les ha revelado y aceptar su propia evolución y sacrificio para, finalmente, decidirse a ver el cosmos con ojos nuevos. Cuando un viejo compañero de estudios muere, Julián Sinclair hereda un antiguo reloj de péndulo por lo que decide trasladarse de la ciudad en la que enseña historia desde hace años, Bariloche, a la mágica ciudad de La Plata donde se ha formado; junto con su compañero de aventuras Pedro Nampëlkan, descubrirá que la realidad ha sido alterada y que la única forma de recomponerla es que Pedro realice el sacrificio que prometió tiempo atrás en la salamanca patagónica aunque ello implique una muerte: la de Ángeles, la mujer a quien ama sin siquiera saber de su existencia. La magia, finalmente, lo ha invadido todo... ¿serán capaces de aceptarla? La confluencia de sus estirpes, celta y mapuche, será determinante en la visión del universo que, finalmente, decidan tener.



Tres siglos de separación
De Joyas y Guerreros es una novela que relata la inusual historia de una búsqueda. Todos buscamos algo aunque tardemos años en averiguar qué… todos escondemos algo, no obstante nuestras búsquedas suelen ser menos caóticas.
Sir William es un joven caballero inglés del siglo XVII perdidamente enamorado de una joven castellana, doña Leonor, sin embargo son cruelmente separados con extraños y oscuros sortilegios luego de que ella fuera juzgada por brujería. Ambos, a su manera, harán todo lo que esté a su alcance para volver a reunirse incluso si eso significa trastocar las leyes naturales, ya que él ha sido desplazado hasta el siglo XXI. De esta manera, sir William entra en contacto con un joven mapuche que ha renegado de su origen, aunque los extraños acontecimientos que los rodean lo hacen recapacitar, regresar a su tierra y, desde allí, orquestar la que considera mejor manera de ayudarlo.
La historia transcurre, principalmente, en la Patagonia argentina donde la naturaleza y la magia se confunden en un entorno majestuoso, vital y cambiante como el desarrollo mismo de la narración, que ha renunciado a lo lineal y al narrador único para conformar un estilo que esté de acuerdo con el entorno onírico de la Comarca Andina.


http://andreavluna.blogspot.com
www.facebook.com/SirWilliamStonestep

¡¡¡Bienvenida Andrea V. Luna!!!

5 Pasiones:

  1. Te agradezco sobremanera la gentileza que has mostrado al elegirme para esta entrevista. Me he sentido muy cómoda respondiendo tus preguntas puesto que he notado una calidez muy particular en ellas. Me siento halagada y sorprendida por los comentarios tanto tuyos como de Bea, a quien admiro por su capacidad de acompañamiento. Un abrazo bien grande y quedo a tu disposición para lo que necesites. Andrea

    ResponderEliminar
  2. Preciosa entrevista! Un besito para la autora y otro para Marisa!

    ResponderEliminar
  3. Quiero Andrea felicitarte, ya que tu labor ha sido reconocida, y no es más de lo que realmente te mereces,!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tus palabras! Aunque no sé quién eres...

      Eliminar

Layouts ww.iglup.com